“El hombre debe someter la tierra, debe dominarla, porque como «imagen de Dios» es una persona, es decir, un ser subjetivo capaz de obrar de manera programada y racional, capaz de decidir acerca de sí y que tiende a realizarse a sí mismo. Como persona, el hombre es pues sujeto del trabajo. Como persona él trabaja, realiza varias acciones pertenecientes al proceso del trabajo; éstas, independientemente de su contenido objetivo, han de servir todas ellas a la realización de su humanidad, al perfeccionamiento de esa vocación de persona, que tiene en virtud de su misma humanidad…”.
                                                                                    (Encíclica “Laborem Exercens”)       

 

Nuestro afectuoso saludo a todos los trabajadores y trabajadoras en el “Día Internacional del Trabajo” quienes, con su esfuerzo cotidiano, le dan vida a las Empresas, mueven al mundo y hacen realidad sus propios sueños.
                                                
                                                                    SINDICATO SINTELFI